Orquídea Paphiopedilum

Orquídea Paphiopedilum

El género Paphiopedilum incluye hermosas y llamativas orquídeas popularmente conocidas como “Sandalias de Venus” o “Zapatitos”, debido a la forma característica de su labelo, suelen ser especies terrestres, aunque también hay algunas especializadas en crecer en rocas de tipo calizo, especies litófitas (P. concolor, P. primulinum, P. stonei, etc.) y, algunas veces, sobre árboles, especies epífitas (P. lowii, P. parishii, etc,).

Las principales especies son: Paphiopedilum insigne, Paphiopedilum barbatum, Paphiopedilum callosum, Paphiopedilum venustum.

Las orquídeas Paphiopedilum presentan hojas con forma de cinta de unos 30 cms de largo. Las características flores tienen un tamaño de unos 15 cm y florecen de septiembre a febrero.

Descripción de Paphiopedilum

El género comprende aproximadamente unas 70 especies, la mayoría están amenazadas por la destrucción de su hábitat natural y la recolección descontrolada de muchas de ellas. Son plantas monopodiales y se distribuyen por amplias zonas de Asia. Generalmente son de pequeño tamaño y con una única flor por planta (en algunos casos reflorecientes), la hibridación comercial ha originado algunas especies con largas varas multiflorales. Lo más característico de Paphiopedilum es su labelo, que forma un pequeño depósito como un cuenco, y su gran sépalo dorsal muy vistoso. Los laterales adoptan variadas formas, desde pequeños, lisos y redondos a largos, retorcidos, con bultitos o pilosos.

Cuidados y cultivo de Paphiopedilum 

En clima cálido pueden cultivarse sin invernadero con las condiciones de humedad y luz adecuadas. Es una orquídea de cultivo relativamente sencillo. Requieren de una ubicación luminosa pero sin que les llegue luz solar directa (semisombra). No resisten temperaturas inferiores a 15 ºC ni superiores a 30 ºC.

El suelo donde se cultivan debe estar compuesto de 1/3 de tierra negra, 1/3 de humus de hojas semidescompuesto y 1/3 a partes iguales de arena y turba fina. Se plantan en macetas de diámetro pequeño.

Debe regarse (con agua sin cal) todo el año lo suficiente para evitar que la tierra se seque. Es aconsejable pulverizarla con agua sin cal si la temperatura es mayor de 23 ºC.

Las Sandalias de Venus se deben abonar quincenalmente durante la floración con un fertilizante de tipo mineral.

Puede presentar problemas por exceso de agua que provocan enfermedades causadas por hongos.

Las especies de este género se multiplican por división de mata.

Referencias y fuentes bibliográficas: