Cómo cuidar una orquídea y hacer que vuelva a florecer

Cómo cuidar una orquídea y hacer que vuelva a florecer

Entre las flores más bellas del mundo están las orquídeas.  Estas plantas producen algunas de las floraciones más exóticas y coloridas posibles, y no es de extrañar que a mucha gente le encantara cultivarlas en su casa.  Por desgracia, las orquídeas tienen fama de ser plantas exigentes y difíciles, lo que ha impedido a los jardineros de interior disfrutar de ellas tanto como deberían.  Por supuesto, hay orquídeas que son muy exigentes y específicas en sus requisitos de vida, y es mejor dejarlas en manos de un cultivador experimentado.  Pero hay muchas especies e híbridos que se adaptan bien a vivir en casa, siempre que se sigan unas sencillas reglas.

Problemas comunes con las orquídeasProblemas comunes con las orquídeas

Elegir una especie de orquídea que sea fácil de cuidar es la mejor manera de introducir orquídeas en el hogar.  Las cattleyas no sólo son muy bonitas (son las orquídeas que se suelen utilizar para los ramilletes), sino que son relativamente fáciles de cultivar.  Las orquídeas polilla, las Phalaenopsis, también son buenas para los principiantes, al igual que las Dendrobium.  Cualquiera de ellas proporcionará semanas o meses de flores con sólo un poco de cuidado.

Cómo cultivar orquídeas en el exterior paso a pasoCómo cultivar orquídeas en el exterior paso a paso

Las orquídeas deben cultivarse en el medio adecuado para prosperar y florecer.  Las orquídeas epífitas nunca deben plantarse en el suelo, ya que esto no permitirá la circulación de aire alrededor de las raíces que las orquídeas requieren.  La mayoría de las orquídeas evolucionaron como epífitas, creciendo en ramas a gran altura sobre el suelo, por lo que están acostumbradas y necesitan que el aire se mueva alrededor de sus raíces.  Hay bastantes mezclas para macetas buenas diseñadas específicamente para orquídeas, algunas hechas de corteza, fibra de coco o musgo spaghnum.  La maceta elegida no debe ser demasiado grande, sólo debe permitir que la orquídea quepa cómodamente sin ser forzada.  Es mejor trasplantar la orquídea justo cuando comienza el nuevo crecimiento después del periodo de descanso.

Cómo deben ser las macetas para orquídeasCómo deben ser las macetas para orquídeas

Aunque las orquídeas necesitan un entorno húmedo, sufrirán si se las riega en exceso.  Cuando crecen en el bosque, las frecuentes lluvias se drenan rápidamente, por lo que las raíces suelen tener la oportunidad de secarse entre las lluvias.  Las orquídeas necesitan ser regadas sólo cuando el suelo se sienta seco, una o quizás dos veces por semana.  Puede ser una buena idea añadir algo de fertilizante cada dos semanas para asegurarse de que su orquídea está bien nutrida.  Para proporcionar un poco más de humedad, coloque la maceta de la orquídea sobre un plato con guijarros.  Mantenga agua en este plato en todo momento, pero no permita que la maceta toque el agua; la idea es proporcionar humedad adicional por evaporación, lo que imitará las condiciones de humedad de la selva tropical.  Una ligera nebulización diaria también ayudará a mantener a la orquídea contenta.

Una ventana al este es probablemente el mejor lugar para la mayoría de las orquídeas, ya que están acostumbradas a la luz difusa en su entorno natural y algunas no toleran fácilmente la luz solar directa y fuerte.  Si la orquídea no recibe la luz adecuada sólo de la ventana del este, puede colocarse en una ventana del oeste por la tarde, siempre que se tenga cuidado de que el sol no sea demasiado fuerte.  El amarillamiento de las hojas indicará que la orquídea está recibiendo demasiada luz.

By Orquideas del Mundo

Somos un grupo de amantes de las orquídeas y gracias a la gran pasión de este equipo a estas flores, es que nos dedicamos a difundir información veraz y de calidad sobre el mundo de las orquídeas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *